La importancia de un buen descanso.

A lo largo del tiempo hemos escuchado la importancia de dormir lo suficiente por nuestra salud, y es que en efecto, hacerlo durante las horas necesarias previene entre otras condiciones, el sobrepeso y protege nuestro sistema cardiovascular. Además, claro está, repone nuestras energías y nos recuperamos física y mentalmente.

Conviene mantener horarios fijos para acostarse y levantarse.

Pero, ¿Cuánto, cómo y dónde dormir?

En relación al tiempo, varía según la edad, pero la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos de América indica que, los adultos deben dedicar entre siete y nueve horas para dormir. Adicional, realizar las siguientes actividades para facilitar el proceso en caso de tener dificultades para conciliarlo:

  • Rutinas de ejercicio.
  • Evitar abusar de las bebidas estimulantes.
  • Cenar temprano.
  • Moderar la luz en el dormitorio.
  • Elegir correctamente tu cama, almohada y pijama.

Al reducir las horas de dormir, además del cansancio, estás predispuesto a sufrir ciertas enfermedades, como lo mencionamos al inicio.

Es importante también el momento del día en el que se descansa. Esto, dado que, el sueño durante el día no tiene las mismas capacidades reparadoras que por la noche, por tal razón personas que se ven obligadas a trabajar o estudiar durante esa jornada suelen sentirse mucho más fatigadas y presentar trastornos digestivos por la alteración del ritmo biológico (ritmo circadiano).

Algunos beneficios de un buen descanso:

  • Funcionamiento de la memoria adecuado.
  • Favorece al buen funcionamiento de diferentes sistemas de nuestro cuerpo.
  • Control de las hormonas.
  • Relaja el cuerpo.

Por el bienestar integral, hay que cuidar las horas de descanso. En Seguros del País te brindamos útiles consejos para lograrlo y darle prioridad a tu salud. En caso de necesitar asistencia médica, puedes informarte sobre el Seguro de Gastos Médicos o consultar la red de hospitales.